Hazte socio

Entrevista a Claudio Olmedo, Creador del entrenamiento AbundanteMente

En una búsqueda personal, tratando de encontrar metodologías de alto impacto que pudiesen ser aplicable en capacitaciones, Claudio Olmedo decidió crear junto a Sandra Castiblanco AbundanteMente. Un entrenamiento que forma parte de los talleres de la empresa Acción Global, el cual busca mejorar exponencialmente los resultados personales y financieros de sus participantes. Abundantemente se llevará a cabo entre el 9 y 10 de septiembre de 2017. 

Lunes 7 de agosto de 2017

Explícame ¿de qué se trata tu emprendimiento?

Abundantemente es un entrenamiento mental que forma parte de los talleres de nuestra empresa Acción Global. Es un seminario, una experiencia intensiva de sábado a domingo en donde los participantes cambian el chip frente a algo tan sensible en nuestra sociedad como lo es el dinero y la prosperidad. Es un entrenamiento de dos días muy divertido, lleno de energía, experiencias, desafíos e información. Está diseñado para disparar los resultados personales y financieros de sus participantes.

¿Cómo se te ocurrió, qué necesidad viste?

Nació en un viaje de búsqueda de metodología de alto impacto para elevar el nivel de capacitaciones en Chile y para mejorar mis propios resultados. En ese proceso conocí a mentores como T. Harv Eker, con quienes me di cuenta que las creencias, pensamientos, sentimientos y chip mental son los principales responsables de mis resultados no deseados.

Además, aprendí a cómo cambiarlos para tener mejores resultados prácticos en el mundo real. Por ejemplo, todos decimos que queremos ganar más, pero al mismo tiempo tenemos una percepción horrible de la gente adinerada, de quienes ganan más o a los que les va mejor. Esto está fuertemente potenciado por nuestra cultura, el cine, la religión, la educación de nuestros padres, los curas, los profesores de sectores vulnerables, lo que vimos cuando niños y la televisión, entre otros.

Todo este bombardeo de información, junto con la cultura de nuestros antepasados, no hace más que programarnos para que inconscientemente rechacemos la idea de convertirnos en aquello que odiamos.

Entonces ¿Cómo queremos aprender a tener éxitos si tenemos fuertemente arraigada la idea de que el dinero y la prosperidad son algo malo?

Esto nos hace autosabotearnos, ya sea en nuestros emprendimientos o proyectos. Creemos que la culpa la tiene el socio, el gobierno o el jefe. En Abundantemente la gente puede comprobar que aun cuando el entorno influye, lo que más determina nuestro éxito personal y financiero son nuestras creencias sobre el éxito, abundancia, prosperidad y dinero.

¿Crees que has cumplido tus metas?

Algunas sí y otras no. Cada vez que cumplimos metas aparecen retos nuevos y se olvida cuando soñábamos con aquellos que ya cumplimos. Por ejemplo, cuando estábamos en la básica soñábamos con llegar a la media, en la media queríamos llegar a la universidad, en la universidad pensábamos en titularnos y así se entra en un túnel de metas positivas. Sin embargo, jamás decimos “¡wow!, soy un tipo exitoso, cumplí mi sueño de salir de cuarto medio”. Al contrario, cuando les preguntamos a las personas en los talleres cuáles son sus éxitos les cuesta mucho encontrar alguno.

Pero sí, agradezco haber cumplido muchas de mis metas, dictar seminarios fuera de Chile, entrenarme con los mejores mentores del mundo, tener familia, estar sano, tener mi negocio, trabajar cuando quiero y dónde quiero.

A pesar de todo, aún nos quedan muchas metas por lograr. Por ejemplo, en AbundanteMente regalamos algo a nuestros participantes, el sueño es que ese regalo esté en todas las casas de Latinoamérica.

¿Cómo ha sido la recepción?

La recepción de AbundanteMente ha sido espectacular desde sus inicios hace 4 años. La gente se enamora del entrenamiento, porque encuentran en él algo que nunca conocieron sobre ellos mismos. De hecho, el 80% de nuestros participantes reconoces haber encontrado nuevas formas de recibir ingresos, mientras que según una encuesta realizada por la consultora Pentacap en septiembre del 2015, el 73% ha logrado generar dinero sin capital.

A pesar de esto, queremos llegar a muchas más personas y ese es nuestro desafío.

¿Cuál crees que es el mayor valor que entregas?

Sin duda la experiencia. Quienes asisten a AbundanteMente aprenden de manera acelerada, entretenida y hacen descubrimientos profundos sobre sus raíces (pensamientos, sentimientos y creencias), las cuales impiden que vayan por sus vidas extraordinarias (resultados físicos en el mundo real).

Nuestra metodología es única, la que incluye ejercicios de alto impacto, inolvidables y profundos, los que permiten una transformación personal duradera de quienes asisten. Además, se reirán como nunca. La risa es una excelente gasolina para producir mejores resultados.

No es un taller motivacional de un rato, es un cambio de chip profundo que realmente cambia el rumbo para bien de quienes asisten y aplican lo aprendido.

¿Qué ha sido lo más difícil?

La incredulidad y desconfianza. Al ser algo tan innovador y rupturista, quienes no han asistido al entrenamiento se imaginan que es más de lo mismo o creen que estamos exagerando los beneficios del taller.

A veces hay personas que me dicen que no van a AbundanteMente porque ya asistieron a un seminario de inteligencia financiera, que ya conocen sobre eso y la verdad es que cuesta que la gente realmente se imagine lo que es, porque no tienen con qué compararlo.

Existen excelentes seminarios de inteligencia financiera en Chile, pero AbundanteMente es totalmente diferente. Definitivamente no hay nada igual hasta ahora. A veces cuesta que la gente se haga una idea y confíe en que es una excelente inversión.

¿Tienes nuevos desafíos con respecto a este emprendimiento?

Sí. Soñamos con llegar a más gente. Tener grupos sobre 100 personas, irnos a regiones y luego a otros países. Como ves, ¡necesitamos la ayuda de más locos que quieran cambiar el mundo!