Hazte socio

El mejor emprendimiento: ser madre – Alejandra Mustakis, Presidenta de ASECH

Lee la columna completa en el medio AQUÍ.

Lunes 15 de mayo de 2017

Siento un orgullo tremendo por ser mujer, mamá y emprendedora. Pero muchas veces queda una sensación en el aíre o está el juicio de que la combinación no es óptima. Desde mi experiencia, les quiero decir que es lejos lo mejor que me ha pasado, sobre todo las dos últimas; mamá y emprendedora.

Estamos viviendo un proceso de digitalización que nos ha llevado a cambiar radicalmente nuestras acciones frente al entorno y uno de éstos, es la forma en que nos relacionamos con el trabajo. Tenemos aproximadamente 2 millones de emprendedores en Chile, de acuerdo a las últimas estadísticas entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), y un 38,1% de ellos son mujeres.

El emprendimiento, además de ser un factor importante en la movilidad social, permite enlazar las necesidades personales con las laborales. Las tendencias son claras. Sabemos que el 50% de los negocios pertenecientes a mujeres funcionan dentro de la vivienda, cifra que se reduce a 16,2% en el caso de los que cuentan con hombres. Además, lo hacen mayoritariamente por oportunidad, un 71% de acuerdo a estadísticas, y otro 29% lo hace por necesidad. Orgullo me da saber que el emprendimiento femenino aumentó del 10% al 48% en 10 años de acuerdo Global Entreprenuship Monitor. En conclusión: muchas mujeres emprenden buscando una nueva forma de enlazar su vida personal con su trabajo, porque quizá no han tenido las oportunidades para hacerlo en otras instancias.

Ahora, ¿qué es lo que frena a una madre emprendedora? Uno de los principales desafíos que enfrentan la posibilidad de fracasar. Al respecto, las mujeres en Chile tienen un temor al fracaso mayor al de los hombres. Sin embargo, el porcentaje de mujeres que reportan tener temor al fracaso el año 2005 era de un 42%, actualmente esta tasa se ha reducido a un 35%, esto es positivo, pero nos falta.

Sé que emprender es una tarea impulsada por la fe de creer en el éxito de perseverar. Pero, creo que muchos chilenos nacimos con ese chip en nuestro espíritu, sino no seriamos el tercer país en el mundo con mayor tendencia a emprender.

A todas las madres emprendedoras de Chile les quiero decir, modelar a sus hijos emprendiendo o llevando las riendas de tu negocio es una crianza beneficiosa.

Muchas veces emprendemos sintiéndonos culpables por no cumplir el rol que la sociedad impone como tradicional, pero un estudio de la Universidad de Harvard en 2015 dedujo algo diferente. Las mujeres criadas en familias con madres trabajadoras tienen más propensión a mantener sus trabajos y sus salarios son más altos. Asimismo, a los hombres les da una visión más amplia de los roles entre ambos sexos y entienden que hay labores que son compartidas.

Por lo mismo, quiero hacer una invitación formal a celebrar el día de la madre emprendedora y también a las que emprenden criando a sus hijos, porque es una de las empresas más importantes de sus vidas. Están cambiando la forma de pensar de las futuras generaciones, sino que además están siendo los engranajes de desarrollo de Chile.